Combatir la fatiga con vitaminas en el embarazo

fatiga-embarazada

En el largo proceso de embarazo hay ciertos síntomas que son algo incómodos, como por ejemplo la fatiga. Aunque es un factor que afectará tu nivel energético notablemente, no quiere decir que tu embarazo vaya mal o esté en peligro.

Esta condición es súper común, ya que al estar embarazada sufrirás cambios bruscos de contextura (crecimiento de la barriga, piernas, brazo), cambios complejos en tu ambiente hormonal y hasta en tus gustos. Por eso es normal que tu cuerpo se agote ante todas esas alteraciones.

Este síntoma lo sentirás con mayor fuerza entre el primer mes y el cuarto, ya que es cuando el bebé está en fase de pleno crecimiento y desarrollo. También en los últimos tres meses, por la subida considerable de peso que tendrás al final del embarazo.

¿Cómo evitar este síntoma tan molesto? Hay muchas formas, pero la principal es poseer un nivel nutricional óptimo. Para esto es lógico que debes comer lo más sano posible, pero no bastará, por lo que debes utilizar suplementos. Estos son multivitaminicos más recomendados por especialistas para mitigar la fatiga:

Omega 3: sus grandes beneficios

omega-3-embarazo

El Omega 3, es un tipo de ácido graso complejo que hará maravillas en tu organismo y el de tu bebé. Te reducirá la fatiga notablemente y la depresión. Además, influirá en el desarrollo neuronal de tu bebé, en su sistema nervioso y más.

Puede ser consumido en suplementos o en una alimentación a base de pescados azules (solo los permitidos en el embarazo). Te recomiendo combinar ambas para resultados con un mayor efecto.

Debes limitar la dosis de omega 3 diariamente a máximo 1,4 gramos (g).

El momento ideal para ingerirlo es entre el primer mes y el quinto mes, debido al acelerado crecimiento del feto y al desgaste físico que eso conlleva. Otros de sus beneficios para el bebé son: Minimiza el peligro de sufrir abortos espontáneos, partos prematuro y mejora el sistema inmunológico de tu bebé.

Multivitamínicos

multivitaminas-embarazo

Al decidir concebir debes tener claro que debes dejar de lado tus malos hábitos (vicios, sedentarismo, etc), y ser consistente al tener una alimentación limpia y rica en todo tipo de vitaminas y minerales. Sin embargo, esto no será lo único que deberás hacer.

Tu cuerpo de por si necesita vitaminas, imagina al ser dos. Es por esto que deberás complementar este plan alimenticio con suplementos multivitamínicos recomendados para la gestación.

¡Importante! No quiere decir que debas tomar todas y cada una de las vitaminas, sino las que realmente requiera tu cuerpo para ti y tu bebé. Por ello debes estar bajo un control médico nutricional, el cual te indicará cuales son las que tomarás.

Entre las más esenciales están:

  • Hierro:¿No quieres sufrir de anemia, cierto? Esta vitamina tan conocida es la que se encarga de generar glóbulos rojos y evitar dicha condición. Además, será tu aliada para tener fuerza y resistencia en tus músculos materno, los fundamentales para tu parto.
  • Calcio: ¡Es vital para tu bebé! Este mineral es el que permitirá que tu bebé desarrolle una dentadura y huesos fuertes y sanos. Si tus niveles de calcio están bajos, el feto no tendrá suficiente para cumplir con dichas funciones, pudiendo ser afectado gravemente a la larga.
  • Vitamina E: Este suplemento será tu aliado para conversar tu piel. Sin embargo, cumplirá funciones más importantes, como evitar que sufras de preeclampsia y fatiga. Además, combatirá los riesgos de un nacimiento prematuro.
  • Vitamina B (B2, B6 y B12): ¡No más nauseas! Esta vitamina te ayudará a evitar esas nauseas matutinas y esos mareos constantes. Sin mencionar que será la encargada de la generación de los tejidos del bebé y a evitar fallos metabólicos, como la temida diabetes.
  • Magnesio: ¡Cuidado con los espasmos! El Magnesio además de combatir tu fatiga, lo hará con los calambres y espasmos musculares. Además, evitará la deficiencia de circulación sanguínea que ataca en los últimos meses del embarazo. Sin olvidar que tu bebé lo requerirá en grandes cantidades en su fase de mayor formación.

Ácido Fólico: el infaltable en tu embarazo

acido-folico-embarazo

El ácido fólico es indudablemente algo de debes empezar a tomar desde el día uno de tu embarazo o si es posible, desde antes. Este suplemento tan mencionado por los estudios obstetras, es capaz de reducir los riesgo de malformaciones congénitas en el corazón, cerebro, faciales, bucales.

Es vital en los primeros meses, ya que es en ese periodo que se pueden producir daños cerebrales complejos e irreversibles.

Si deseas eliminar la fatiga y además incluir suplementos que realmente sean beneficiosos para tu bebé, sin duda ten en cuenta estos consejos.